Category Archives: Spain

On the dismal performance of pension funds in Spain: 2000-2015

 

Posted by on

February is always a very sad month for the Spanish financial industry, and this February has not been an exception. Pablo Fernández, professor at the IESE Business School, and collaborators have published the latest version of their annual paper on the returns of pension funds in Spain. The paper of this year, ‘Return of Pension Funds in Spain. 2000-2015’, studies the track-record over the last fifteen years of the 322 Spanish pension funds that have been in existence at least for fifteen years. You can find the paper here. The main takeaway? The performance of the pension fund industry in Spain has been simply terrible. Well, it has been even worse than that. As the authors succinctly explain in the abstract (unfortunately the paper is only in Spanish):

During the last 15 year period (2000-2015), the average return of the pension funds in Spain (1.58%) was lower than the return of government bonds (5.40%). Only 1 fund (out of 322) had a higher return than the 15-year government bonds. Nevertheless, on December 31, 2015, 7.8 million investors had 67.6 billion euros invested in pension funds.

What the abstract does not say (but the paper does) is that with an average return of 1.58%, pension funds were not even able to beat inflation! More details: only 2 funds (out of 322) outperformed the Ibex 35 (the main Spanish stock market index), only 1 fund outperformed 15-year government bonds and 47 displayed in average negative performance. Although the paper gives us more interesting details (very small correlation between fund size and return, no correlation between number of beneficiaries and return, etc.), the crucial part is about returns and how pension fund performance compares against other benchmarks. In other words, pension fund performance has been simply embarrassing and it should make us to think why one should invest in one of these vehicles. And as it was reported by Félix López one year ago in this blog, the 2014 paper by Pablo Fernández and collaborators reached the same conclusion: pension fund performance has been consistently dismal.

Continue reading

The Levy-Kalecki profit equation in action: the Spanish case

 

Posted by on

Martin Wolf has recently reminded us the role that corporate surpluses played during the ‘Great Moderation’. He reports the well-known fact that while corporations saw how their gross savings (i.e. current revenues minus current expenses, capital expenses excluded) rose during this period, the level of corporate investment remained stagnant. This means, as a matter of logical necessity, that corporations were accumulating net assets over the entire period. Wolf concludes that ‘it has to be accepted that, so long as the corporate sector runs a structural financial surplus, macroeconomic balance is likely to require fiscal deficits’, something which I can hardly disagree with.

At the same time, the Spanish press (here, in Spanish) reports that non-financial corporations have seen a growth in profits, during the first three quarters of 2015, of 28.6% (in comparison to the first three quarters of 2014), due mainly to ‘an improvement of the economic activity’ and the impact of some one-off (non-recurrent) revenues. Both articles have nudged me enough to provide an update of the Spanish macroeconomic profit series and to explain their implications for the Spanish macroeconomic performance.

Continue reading

Las cuentas y los cuentos de las balanzas fiscales catalanas

 

Posted by and on

En vísperas de las elecciones al Parlamento de Cataluña que se celebrarán el próximo 27 de Septiembre, Josep Borrell ha publicado recientemente un libro titulado “Las cuentas y los cuentos de la independencia”. Como menciona, una de las tesis sobre las que se ha apoyado el independentismo ha sido la idea de que la independencia es económicamente positiva – idea materializada en el eslogan “España nos roba”. Dicha idea ha venido siendo analizada a través de las “balanzas fiscales”, instrumentos contables aparentemente no politizados que recogen (como veremos, de un modo u otro) las relaciones económicas de Cataluña con el resto de España. En este post se explica qué son dichas balanzas, cómo se han venido haciendo en España y por qué la más usada por el independentismo catalán es metodológicamente incorrecta.

Ante todo, debe mencionarse que la elaboración de balanzas fiscales es una actividad muy limitada a una serie de países. No puede decirse que exista una metodología mundialmente aceptada para la realización de las mismas, como las que existen para la elaboración de las cuentas nacionales (realizada por las Naciones Unidas) o la balanza de pagos (realizada por el FMI). En los pocos países donde se han venido realizando balanzas fiscales (como Canadá, España, Bélgica, Reino Unido y Australia) los enfoques son diversos, pero los investigadores se decantan en su mayoría por el enfoque llamado “carga-beneficio”. Pero de nuevo, no existe nada que se pueda denominar “oficial” y que pueda ser el germen para la creación de un estándar internacional propiamente definido al que se puedan adherir posteriormente otros países. La razón es que la mayoría de estos estudios son, en el mejor de los casos, semioficiales, realizados por organismos públicos nacionales y regionales pero sin ninguna pretensión de sanción oficial. En el caso de España, el Instituto de Estudios Fiscales (IEF) ha sido el encargado de “oficializar” la manera de cómo computar las balanzas fiscales en este documento – sobre la bochornosa historia del documento hablaremos en otro post más adelante. Continue reading

El AVE (ADIF-AV) en el Tribunal de Cuentas

 

Posted by on

Este fin de semana pasado he recibido un par de emails haciendo referencia a información en la prensa  sobre la conclusión del Tribunal de Cuentas de la falta de sostenibilidad del modelo de financiación de ADIF-AV; AVE en el lenguaje coloquial hispano de la prensa. La idea de los emails -supongo- recabar mi opinión sobre el informe. Ganas de fastidiarle a uno el fin de semana :-) Los lectores de mi anterior post sobre la viabilidad o no del AVE entenderán bien esto; este último informe del Tribunal de Cuentas es uno más en la lista de documentos que ponen, o sirven para poner en entredicho todo el proyecto AVE, y con lo cual yo no estoy de acuerdo. Al final del post hacemos nuestros comentarios sobre quizás lo fundamental del informe; la sugerencia de subir el canon por el uso de la infraestructura. Desgraciadamente, creemos, la idea es mala.

He conseguido el informe y me he pasado un buen rato leyéndolo. Es un documento muy informativo sobre la reorganización experimentada en los pasados años por el sistema ferroviario español. A modo de resumen para los que no han seguido estos temas, La RENFE original fue dividida en dos; por un lado RENFE trenes y por otro lado ADIF (vías y estaciones) Todo esto se hacía para cumplir con la normativa europea que exigía una separación de la infraestructura ferroviaria (vías y estaciones) -monopolio natural- de las actividades de provisión de servicios de transporte de pasajeros y mercancías que -se entiende- pueden proveerse en régimen de competencia sobre la infraestructura existente. Se trata de ir creando los medios para conseguir asemejar el transporte ferroviario a algo parecido (aunque sea poco) a lo que las empresas de transporte terrestre realizan sobre la infraestructura vial de carreteras en España. Esa es la idea. Al final, a finales de 2013, ADIF (infraestructuras) se ha desglosado en dos, por un lado las infraestructuras de la red de cercanías y trenes convencionales (que hereda el nombre original de ADIF), y por otro lado las infraestructuras de alta velocidad incorporadas en una nueva entidad ADIF-AV. ADIF-AV se configura como una entidad pública empresarial. Para simplificar piensen en ella como una empresa. Tiene un activo -básicamente las vías y estaciones valoradas a su coste de construcción menos amortizaciones (suponemos) y un pasivo exigible compuesto de las deudas con instituciones financieras. La diferencia es el patrimonio neto o capital social; originalmente el valor neto de deuda de las infraestructuras cedidas por ADIF a ADIF-AV. La existencia de partidas contables de subvenciones complica algo tan sencillo balance. Continue reading

La necesidad de exportar y exportar

 

Posted by on

En http://www.icex.es/icex/es/navegacion-superior/revista-el-exportador/en-cifras/index.html se pueden encontrar datos y gráficos siempre bien actualizados sobre las exportaciones españolas. Lo que nos sirve para realizar algún comentario.

En los pasados tres o cuatro años ha sido frecuente encontrar en la prensa comentarios positivos sobre la evolución de las exportaciones españolas. Algo menos ahora dado que el ritmo de incremento de las exportaciones en 2014 sobre 2013 ha sido inferior al 2% (en el anterior link de ICEX pueden ver datos adecuados sobre todo esto) Sí, 2014, digamos ha sido un año flojo. Quizás no podía ser de otra forma dado que gran parte de nuestros clientes (en Europa) no han estado para echar cohetes y, además, 2014 ha sido un año de euro caro; más de 1,30 de media. Solo en el último trimestre el euro se ha depreciado, pero no ha habido tiempo de influir y comprobar como este nuevo tipo de cambio puede afectar a las exportaciones. Deberíamos notar los efectos ya con más precisión a partir de estos meses de mayo-junio.

Los comentarios aludidos anteriormente del buen desenvolvimiento exportador español en estos últimos años se han exagerado bastante. No ha habido ninguna revolución exportadora española en los últimos años. Incluso podríamos decir que el desenvolvimiento exportador español últimamente ha sido pobre, realmente pobre, si lo comparamos con el periodo 2004-2007 (sí, incluso en plena burbuja inmobiliaria y con euro caro las exportaciones españolas crecían a más ritmo que en estos últimos años) y desastrosamente pobre comparado con la época dorada de las exportaciones españolas del período 1993 – 1999, único período sostenido en los últimos cincuenta años en el cual el tipo de cambio de la peseta(euro) no ha estado sobrevalorado. Así de bien nos fue en aquel entonces. Continue reading

La deuda externa de España y de EEUU

 

Posted by on

Mark Thoma comenta en su blog Economist View sobre las apreciaciones de Paul Krugman sobre la deuda externa neta de EEUU. Todo viene a relación de un post de nuestro muy estimado Timothy Taylor .

Here’s a table from the IMF (specifically, it’s an edited version of a table from Chapter 4 of the October 2014 World Economic Outlook) showing the biggest debtor and creditor economies around the world. In absolute size of net foreign liabilities, the US leads the way, although as a share of the US GDP, the US position looks less worrisome. The IMF report gives as a very rough guideline that when the net foreign liabilities of a country exceed 60%, there is reason for heightened concern. On this list, Spain and Poland exceed that threshold. The biggest creditor economies, based on mostly running trade surpluses over the years, are who you would expect: Japan, China (along with Hong Kong and Taiwan), Germany, and some big oil exporters.

Continue reading

¿De verdad no había datos para haber visto la burbuja inmobiliaria española? El “No one saw it coming” versión española

 

Posted by on

A finales de 2008, la reina de Inglaterra fue invitada a la London School of Economics (LSE) para la inauguración de un nuevo edificio. Tal hecho seguramente no vaya a quedar en el imaginario colectivo por la propia inauguración, sino porque la reina en cierto momento preguntó a Luis Garicano, economista español de la LSE: “If it was so large, why did nobody see it coming?”, cuestionando de este modo a la profesión económica por su falta de antelación respecto a la crisis financiera global que sacudió al mundo en 2007-2008. Desde entonces, dicha frase ha sido utilizada ampliamente tanto como motivo de sátira hacia los economistas que alabaron las virtudes de la “Gran Moderación” como defensa de aquellos economistas que sí vieron venir la crisis y alertaron de sus consecuencias.

Esta semana, el director de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, ha sido invitado para dar una conferencia en la Fundación de Estudios Inmobiliarios, que, al igual que la visita de la reina a la LSE, probablemente no pase a los anales de la historia por su propósito principal (en este caso analizar la evolución actual del sector inmobiliario español), sino más bien por la afirmación de Malo de Molina de que “la falta de estadísticas de calidad dificultó contar con un diagnóstico sólido y temprano” de la crisis inmobiliaria, para más tarde afirmar que hay que apostar por una política “macroprudencial” para prevenir nuevas crisis en el futuro. Tal afirmación respecto a la falta de datos es realmente sorprendente, ya que no sólo admite abiertamente que el Banco de España “didn’t see it coming” (algo que ha comprobado la economía española en los últimos siete años), sino que además las razones no son teóricas, sino de falta de datos. Dicho argumento es inquietante, ya que el Banco de España en teoría es el regulador del sistema financiero español, y como tal debería haber tenido un conocimiento al dedillo de los balances (y de la valoración de los activos) de las entidades financieras españolas. Reconocer falta de datos implica de este modo reconocer falta de labor supervisora en el nivel global e individual. Y la necesidad de una política macroprudencial por la que ahora aboga es básicamente evaluar la situación del volumen del total del crédito respecto a alguna otra variable relevante (p.ej. precios de activos inmobiliarios). Esto lo puede hacer ahora, e igual de bien lo podía haber hecho hace 10 años. Continue reading

IVAs mundiales y el IVA de los alimentos en España

 

Posted by on

Timothy Taylor tiene una entrada en su blog  CONVERSABLE ECONOMIST: The VAT and Consumption Taxes: International Comparisons sobre los impuestos al consumo por el mundo; IVAs fundamentalmente, salvo en EEUU, que como seguramente saben no tiene IVA; los diferentes estados cargan impuestos al consumo final de los productos y servicios. Como está bien saber como se organiza el mundo, comprobamos que los impuestos indirectos son fundamentales para la financiación gubernamental en México, y poco importantes en EEUU. Podemos denominarla la gran diferencia mundial, y eso que son vecinos. Curioso. Lean su post completo; es muy interesante. Nuestra contribución, lo importante que queremos indicar, lo hacemos al final, que si no este sería un post sencillo de componer.

The VAT and Consumption Taxes: International ComparisonsEconomists tend to believe that taxing consumption makes more sense than taxing income. When you tax people on income, and then tax them on the return earned from saving, you discourage saving and investment. After all, income that is saved, along with any return on that income, will be consumed eventually. But the US relies much less on consumption taxes than any other high-income country.Consumption taxes come in two main forms. One is a value-added tax, which in economic terms is essentially similar to a sales tax. The functional difference is that a sales tax is collected from consumers at the point of purchase, while a value-added tax is collected from producers according to the value they add along the production chain.  Then, the value-added tax thus the prices paid by consumers in the same way as a sales tax. The other forms of a consumption tax are taxes on specific kinds of consumption, and in most countries the biggest consumption taxes on specific items are those relating to energy (especially oil), alcohol, and tobacco. The OECD lays out the evidence in its December 2014 report, “The Distributional Effects of Consumption Taxes in OECD Countries.”

vat 1

Una de las características más reseñables de la economía española es que siendo la economía con mejor desenvolvimiento exportador comparativo de todos los países avanzados del mundo -la economía avanzada que mejor ha mantenido su cuota de comercio mundial en los pasados veinte años; todas han perdido debido al efecto China- casi siempre (salvo el período glorioso exportador español 1995- 2000) hemos tenido problemas en balanza de pagos. Habrán leído recientemente la preocupación sobre el aumento de las importaciones ahora que estamos saliendo de la crisis, lo que puede volver a poner en rojo nuestra balanza por cuenta corriente. No se preocupen, no va a ser preocupante. No vamos a volver a la situación de los años 2005-2009 donde eramos los champions en déficit entre los países relativamente grandes. Ni los estadounidenses nos ganaban. Era el claro indicador de nuestra burbuja inmobiliaria. Lo que no quita que no tengamos que tener cuidado con las medidas que tomemos. España no tiene un problema exportador -en realidad es nuestra gran fortaleza económica- pero si tenemos un problema importador. Por razones peculiares que iremos desgranando en otros posts la economía española tiene un sesgo importador innecesario. Por ej. ¿saben Uds. que España hasta hace bien poquito -2012/2013- ha sido el mayor consumidor de teléfonos móviles, y luego smartphones, per capita del mundo? ¿Será que nos gusta hablar mucho? En esto nos hemos venido gastando casi el doble que un alemán. Esta broma nos ha costado alrededor de 1.000 millones de euros al año en importaciones adicionales innecesarias. Es una broma porque ha dependido del peculiar funcionamiento del mercado de la telefonía móvil en España que parece se está corrigiendo. Unos 80.000 empleos -paro adicional- para la economía española según mi modelo stock-flujo. Este desastre destructor de empleos es superior a todos los empleos que trabajan en todas las empresas de telefonía. Podemos multiplicar los ejemplos, algunos menos dañinos, algunos más.

Lo anterior se puede empeorar, no crean. ¡Ya nos gustaría ver medidas que modificaran nuestra inclinación importadora! Pero no, en una especie de perpetua maldición, lo que vemos es la propagación de ideas para ver como nos las arreglamos para importar más. Por ejemplo, ya que estamos con el IVA, como crear unos cientos de miles de parados subiendo el IVA de los alimentos. Lo habrán leído en la prensa estos días promulgado por Ciudadanos, pero en realidad es una idea del gusto de muchos economistas que ven distorsiones nocivas allí donde las cosas no son uniformes. La idea consiste en que compremos menos verduras de Carabaña  y mejillones en escabeche gallegos, y que compremos más iPhones. Es lo que hará la gente al desviar su gasto de los precios que se encarecen a los que no. La alimentación en España es probablemente el sector que menos componente importado incorpora, bastante menos que la media de productos en los cuales los españoles nos podemos gastar el dinero que desviaremos de la compra de productos alimenticios. La disminución del consumo alimentario en dinero se hará básicamente reduciendo la calidad de lo que compremos, es decir, comprando productos alimenticios más baratos.

En España perdimos en 2008 la oportunidad de haber subido los IVAs del 16% al 22% (y también los reducidos, proporcionalmente) y bajado las cotizaciones empresariales a la seguridad social a la mitad.  Nos habría solucionado como un tercio de los problemas económicos que hemos tenido (sobre todo por el lado del paro), pero no se hizo. Las cotizaciones empresariales a la seguridad social es un impuesto cuyos efectos sobre el empleo casi todos los expertos están de acuerdo en criticar; combinando su descenso con un aumento del IVA para mantener la recaudación se produce un efecto que se denomina devaluación fiscal (efecto bien conocido), bastante equivalente a una devaluación tradicional (en realidad es mejor para equilibrar dinámicamente la balanza de pagos). Dada la situación crítica por la que hemos atravesado al pertenecer a una unión monetaria sin moneda propia devaluable, una temprana devaluación fiscal habría sido de buena ayuda. La oportunidad ha pasado de largo; las necesidades críticas de recaudación ha terminando produciendo subidas del IVA sin la posibilidad de disminuir las cotizaciones. Solo cabe esperar que si la situación fiscal mejora se puedan rebajar estas, manteniendo el IVA. Pero la subida unilateral del IVA alimentario sin mover comparativamente los demás no es buena idea. Es muy mala, en realidad.

Yes, Virginia: en contra de lo que leerás machaconamente en la prensa, el AVE es una buena (muy buena) inversión para España.

 

Posted by on

Seguro que estos últimos días han reposado su vista en algún artículo deprimente sobre el desastre que para España supone el habernos montado en el AVE. Leyendo los artículos casi da la impresión de que el AVE fuera el causante fundamental del desastre económico español de los últimos años, o cooperador importante, o síntoma ejemplar de la mala manera en que hacemos las cosas en este país.  La ruina del AVE, La resaca del AVEy hasta lo traducimos al inglés para que se enteren por ahí. Utilizaremos el término AVE para descripción conjunta de lo que más apropiadamente se denominan Líneas de Alta Velocidad (hasta 250 km/h) y Líneas de Muy Alta Velocidad (por encima de 250 km/h, y -más apropiadamente- velocidades superiores a 300 km/h.

AVE 1

Adrià Pàmies – tunel argentera

Este tipo de comentarios viene apareciendo regularmente, cada aparición a raíz de algún estudio supuestamente objetivo de la evaluación de la inversión en infraestructuras desarrollado por algún experto. El último estudio sobre este tema, y que ha provocado la marea de recientes comentarios en la prensa, ha sido realizado por Ofelia Betancor (Universidad de las Palmas de Gran Canaria) y Gerard Llobet (CEMFI) bajo el paraguas de la fundación Fedea. Según nos informan en la página web de Fedea, (en el estudio) se analizan los costes y beneficios sociales y financieros de las líneas de alta velocidad actualmente operativas en España. El análisis confirma y extiende los resultados y las conclusiones de evaluaciones anteriores: todas las líneas de alta velocidad existentes en España presentan una rentabilidad social o financiera negativa y, por lo tanto, no deberían haberse construido.

El objetivo de este post es, por el contrario, demostrar que las tres líneas operativas (corredores) de alta velocidad existentes y básicamente completadas son rentables, están siendo una buena inversión y, seguramente –con el paso de los años- serán considerados por todos una gran inversión, y que por lo tanto hemos hecho muy bien en haberlas construido. No analizamos mucho el corredor del norte-noroeste porque le falta mucho para completarse y prácticamente no se ha empezado su desarrollo comercial.

No confiamos que este post cambie en lo más mínimo el meme generalizado en España  (idea replicada en la colectividad) de la ruina del AVE. Tampoco nos importa, pues, afortunadamente, lo importante es que el AVE se haya llevado a cabo, y no lo que la gente piense sobre ello. Así que este post tiene que tener un objetivo adicional de mayor importancia porque si no, no merece el esfuerzo que he dedicado en su composición. El objetivo adicional que me he propuesto –y con los estudiantes de nuestra escuela en mente- es clarificar el concepto de tasa de descuento utilizada para evaluar proyectos, sobre lo cual existe una gran confusión, y que con su mal uso indefectiblemente conduce a conclusiones equivocadas como las del informe Fedea. Que se cometan errores sin consecuencia sustancial como los del informe que analizaremos no es muy relevante, pero en el caso de los estudiantes de la escuela y sus empresas, es tema muy serio, pues una mala utilización de estos conceptos puede repercutir en la cantidad de dinero que puedan acumular en su bolsillo particular, o cuenta corriente de la empresa, en el futuro.

Continue reading

El descubrimiento de Polonia

 

Posted by on

Tengo en mis manos el libro reciente de Brian Pinto, How Does my Country Grow. El Sr. Pinto trabajó 30 años en el Banco Mundial. Quizás otro día comentemos el libro, que tiene bastantes enseñanzas. De momento obtengo de el una idea; nos dice que hay un profunda distancia entre el economista académico y el country economist, entendiendo por este aquél economista que practica una rama separada de la economía, lo que le lleva en su trabajo a una inmersión en el engorroso trajín de entender como en la práctica funciona un país. Los economistas académicos llevan una vida placentera, en su mundillo especializado. Podríamos decir resuelven los problemas del mundo mirando un cuadro de mando con estadísticas comparadas de países e indicadores de la supuesta realidad. Así se cometen muchos patinazos, nos dice. En contraposición, en el primero de los capítulos del libro dedicado al estudio de países nos cuenta -como un country economist- que pasó en Polonia, Why Poland Beat the Odds, en la época de la transición al capitalismo. Parece no lo hicieron mal del todo.

Un amigo mío me envía hace unos días este link.  En la entrevista a Hans-Werner Sinn, presidente del prestigioso centro de estudios alemán IFO y profesor de la Universidad de Munich- con motivo de una visita a Madrid, invitado por el Instituto de Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra. Habla de la situación española, alemana y lo inevitable de seguir con la política de reducir salarios en España.

El post no me había estimulado lo suficiente para dedicar un tiempo a escribir sobre ello,  hasta que doy con esta entrada de ayer del Sr. Sinn. En ella nos dice:

Indeed, for countries like Greece, Portugal, or Spain, regaining competitiveness would require them to lower the prices of their own products relative to the rest of the eurozone by about 30%, compared to the beginning of the crisis. Italy probably needs to reduce its relative prices by 10-15%. But Portugal and Italy have so far failed to deliver any such “real depreciation,” while relative prices in Greece and Spain have fallen by only 8% and 6%, respectively.

Tanta repetición sobre lo idóneo de que nos hagamos pobres me ha motivado a intervenir. Reitera lo que comentó en la visita reciente a España, que copiamos a continuación, sobre la necesidad de la reducción de precios, aunque en este caso sin precisar lo del 30% anterior.

La austeridad es siempre un problema pero, en casos como el de España, es inevitable: su deuda exterior es enorme, tanto como la deuda combinada de los cinco Estados que más han sufrido la crisis, incluida Italia. En la situación actual, el sur de Europa solo tiene una vía: reducir su nivel de precios en relación al resto de la eurozona.

Libros

No que los españoles necesitemos que nos traduzcan el anterior párrafo en inglés; en una entrevista a El País hace un año nos dice lo siguiente (casi no lean la entrevista que igual no cenan):

La ventaja de España es su potencial para recuperar competitividad. Ha mostrado flexibilidad, y eso hace posible mejorar vía exportaciones. La desventaja es su deuda externa, de más de un billón de euros. Pero lo más importante es la competitividad, y ahí soy medianamente optimista. A la vez, no tengo dudas de que les espera una década, incluso más, de austeridad hasta llegar a esa devaluación interna del 30%.

Parece que en el párrafo anterior le tiembla el pulso, eso de potencial para recuperar competitividad y lo de ser medianamente optimista es sospechoso. Al final rectifica y vuelve al redil del nutrido grupo de economistas europeos que no ven un salario -por bajo que sea- que no haya que reducir aún más para solucionar los problemas macroeconómicos.

¿Cómo le iría al Sr. Sinn como country economist a lo Pinto? Pues no se como le iría en Italia o Portugal, pero podemos imaginarlo… si su conocimiento es proporcional al que exhibe sobre España el futuro lo tiene mejor en la academia de Munich. La razón es que el consejo de una devaluación interna para España del 30% (hemos ya avanzado un 8% en ello, menos mal) está espectacularmente fuera de lugar. Como bien dice, esto de la devaluación interna es para ganar competitividad. Tiene una cierta lógica para Grecia (aunque ya no tanta como comentamos en el primer post sobre nuestra modest proposal sobre Grecia) pero aplicársela al país (España) que mejor desenvolvimiento exportador ha tenido de todos los países avanzados del mundo en los últimos 20, 10, 5 años -el horizonte pasado que les guste- es una alarmante metedura de pata. Sí, España ha tenido en los pasados años (todos esos) mejor desenvolvimiento exportador que Alemania. Incluso un economista académico debería haber localizado esto en su panel de control; a un country economist nunca le hubiera pasado esto. Y además, y sin ninguna devaluación interna adicional en el futuro, seguiremos teniendo mayor incremento de exportaciones que Alemania… los sistemas hacen lo que hacen, y con feedback positivo de lo que hacen, mejorando. No tenemos en España ningún problema de competitividad internacional: en realidad es nuestra gran fortaleza.

Un día el Sr. Sinn descubrió Polonia… la dejamos en estado prometedor con el Sr. Pinto. Pero parece que todavía les falta. Una pena.

Hay que distinguir entre la recuperación de los resultados empresariales y la de largo plazo, basada en la recuperación de la competitividad estructural. La primera está en marcha, pero en el largo plazo aún queda mucho camino por recorrer. El sur de Europa debe esperar a que los salarios de los países del este igualen su nivel. Los sueldos españoles aún triplican a los polacos y habrá que esperar una década o más para la paridad.

Polacos, ¡daos prisa! Aunque me temo que lo que el Sr. Sinn dice de la espera y la paridad es más bien que nuestros salarios se reduzcan al nivel de los polacos, no vaya a ser que los polacos tengan problemas de competitividad con sus vecinos de Bielorrusia.

Este post tiene interés iluminador para dar luz sobre lo inapropiado de las propuestas e ideas del Sr. Sinn para España, ideas que en el mundillo económico son bien sabidas y que mucha gente considera la leche en bote del conocimiento económico. A estos últimos es difícil que ningún dato les haga cambiar de opinión. Pero a muchos otros espero que les sirva de antídoto para cuando cojan la prensa hispana. Ya verán que el título de country economist no se gana solo por vivir en el país, y verán reflejado en una buena mayoría de comentarios el generalizado desconocimiento de aspectos básicos de la economía española que tenemos los españoles.